En este momento estás viendo La gestión de residuos sanitarios

La gestión de residuos sanitarios

Preguntas frecuentes de la gestión de residuos sanitarios

En numerosas ocasiones han surgido dudas acerca de la gestión de residuos sanitarios por parte de nuestros usuarios. Por eso, hemos querido responder aquellas preguntas más frecuentes relacionadas con la cuestión que nos atañe, especialmente en esta crisis sanitaria sin precedentes, donde ha habido un crecimiento exponencial de este tipo de residuos relacionados con el COVID-19. 

En Grupo Monllor hemos sido parte de esta cadena de gestión, participando como gestores de transporte especializados y homologados, recogiendo y depositando los residuos en almacenes especiales habilitados para su tratamiento y destrucción.

 ¿Qué es la gestión de residuos sanitarios?

Según la Revista Médica, los residuos sanitarios pueden definirse como “cualquier desecho o basura generados en los distintos servicios donde se desarrolla una actividad de atención a la salud humana”.

Puede calificarse como residuo a partir de la finalización del uso para el que ha sido creado este producto. Algunos de ellos pueden ser peligrosos, como aquellos infecciosos, de material quirúrgico, punzantes y los restos del tipo humano, químico o farmacológico. 

Existen multitud de pautas a la hora de derivar un residuo a un lugar u otro. Los criterios utilizados para clasificarlos se rigen por su origen, principalmente. 

¿Qué leyes regulan el transporte de residuos?

La regulación de las actividades de gestión de residuos sanitarios compete a las Comunidades Autónomas de acuerdo con la normativa Europea, estatal y regional. 

La ley 10/2000 de residuos de la Comunitat Valenciana comprende en esta misma sección aquellos residuos producidos a través de las actividades sanitarias y hospitalarias y está regulado por el Decreto 240/1994, aprobándose así el Reglamento Regulador de la Gestión de Residuos Sanitarios.

Como señalamos al inicio de este artículo, este tipo de residuos ha tenido un crecimiento exponencial durante la pandemia del COVID-19. Durante la crisis sanitaria iniciada en marzo de 2020, se establecieron varias normativas que recogían las instrucciones específicas sobre la gestión de residuos sanitarios que hayan podido estar en contacto con el virus. En Grupo Monllor hemos contribuido, cumpliendo con dicha normativa, como gestores autorizados para el transporte de este tipo tan específico de residuos. Operaciones de carga y descarga de los vehículos de transporte que han desarrollado una labor en condiciones óptimas de seguridad, limpieza y agilidad, siempre contando con los medios necesarios para la protección de la salud laboral. Vehículos dotados con las características específicas homologadas por la Consellería de Medio Ambiente.

¿Cuáles son los residuos sanitarios?

Existen tres tipos de residuos sanitarios:

  1. El primer grupo se compone por los citotóxicos, es decir, aquellos compuestos por medicinas del mismo tipo y aquellos instrumentos que hayan sido tratados junto a los mismos. 
  2. Por otro lado encontramos los sanitarios. Estos se componen por aquellos productos restantes que han sido producidos en centros de salud y hospitales.
  3. Por último, se encuentran los residuos biosanitarios. Estos se definen como aquellos que han sido producidos a través de la propia ocupación relacionada con la salud. En numerosas ocasiones encontramos contaminación debido al contacto mantenido con pacientes.

¿Cómo eliminar residuos sanitarios?. ¿Dónde se destinan?

  1.  Los medicamentos citotóxicos son tratados mediante la incineración en plantas especializadas en España. 
  2. Los sanitarios no contagiosos son tratados, se transportan hasta el depósito, donde son compactados y enviados al vertedero.
  3. Por otro lado, los residuos biosanitarios se esterilizan. Estos son aquellos infecciosos que pueden contagiar diferentes enfermedades. Suelen ser instrumentos afilados utilizados para pinchar, cortar…

Como cita la agencia EFE en su noticia, Basura Covid, ¿quema o vertedero?, el 19 de marzo del año 2020, el Ministerio de Sanidad ordenó priorizar la incineración con tal de eliminar aquellos materiales que pudiesen contagiar la COVID-19, permitiendo habilitar lugares de almacenamiento y hornos incineradores de cementerios para asistir a las empresas que se encargaban de gestionar los residuos sanitarios.

Cataluña cuenta con tres plantas de esterilización de residuos sanitarios mediante la técnica autoclave, es decir, mediante vapor a presión caliente, consiguiendo absorber 275 toneladas de media mensuales. 

Por su parte, Madrid posee también tres plantas de esterilización que trabajan sin descanso, pudiendo procesar alrededor de 50 toneladas diarias.

A nivel europeo, Alemania ocupa el segundo lugar como empresa principal de importadora de basura destinada a la incineración. El porcentaje de recuperación es del 80,6% a pesar de reciclar únicamente el 42,7% de sus residuos. El 11,3% son incinerados y el porcentaje restante se utiliza como relleno de excavaciones. 

Francia, junto a España, exporta una gran cantidad de residuos sanitarios a Portugal. En cuanto a este último país, existe una empresa en la región de Oporto que procesa residuos producidos en Galicia, entre los que se encuentran también los sanitarios. En esta misma planta de titularidad privada se someten de igual manera a la esterilización. Tras lo mismo se compactan y se arrojan al vertedero. 

Esto se debe a que en Portugal es obligatorio reciclar esta serie de productos tras su proceso de esterilización, pero únicamente para las empresas de titularidad pública.